La crisis económica que ha azotado a España desde 2008 ha generado cambios profundos en la economía española, en la manera como se conciben las finanzas personales, los proyectos de emprendimiento, los gastos, el consumo de productos y servicios.

   Antes de la crisis de 2008,  los ciudadanos españoles tenían una cultura de alto consumo, de no ahorrar de forma periódica y de utilizar créditos bancarios para resolver problemas puntuales, consumo y emprender proyectos empresariales. Pero a raíz de la crisis esta posibilidad se cerró y muchos ciudadanos quedaron con altas deudas lo que propició mayor deterioro en la situación.

 Luego de la recuperación y crecimiento de la economía los ciudadanos empezaron a ahorrar a un nivel más sostenido a fin de elevar los niveles de capital y evitar pasar por la situación que pasaron durante la crisis coyuntural. Pero luego de lograr estabilidad la población se volcó de nuevo al crédito como una forma de obtener bienes de consumo.

  Asimismo, los bancos también diseñaron políticas más restrictivas para aprobar los créditos, ya que se deben evitar los niveles de riesgo e incobrabilidad. Es por ello que para el ciudadano promedio es muy difícil acceder a créditos bancarios por la diversidad de requisitos y condiciones que hay que cumplir, como fianzas, avales, garantías, documentación oficial, movimientos bancarios, entre otros.

 

 La llegada de los créditos rápidos

  De tal manera que solo es una minoría que puede acceder a los créditos bancarios tradicionales y gozar de las tasas y condiciones. Pero la mayoría de la población no tiene acceso a estos préstamos de ahí la popularidad avasallante de los créditos rápidos por internet.

  Los créditos rápidos se basan en préstamos en dinero en efectivo que se otorgan con un nivel eficiente de rapidez, transparencia y flexibilidad. Su aprobación es casi inmediata a través de internet y en pocas horas ya se dispone del dinero en cuenta.

  Es importante resaltar que los plazos para la devolución son siempre corta, con un promedio de un mes y los montos bajos oscilan entre 50 y 1500 euros. El interés suele ser alto, más que el promedio nacional y de los bancos tradicionales.

  Sin embargo, es importante analizar diversas opciones, pues hay una gran variedad de empresas con promociones, ofertas y productos especiales. Es necesario leer con detenimiento todas las cláusulas incluyendo las de letra pequeña a fin de evitar malos ratos en el futuro que pueda perjudicar tu trayectoria financiera.

  Una manera de hacer esto, es comparando de ahí la importancia del comparador de préstamos.

 

 La importancia del comparador de préstamos

 

  En internet hay una variedad de empresas que ofrecen créditos rápidos por lo que   se hace necesario hacer un análisis bien detallado a fin de elegir la menor empresa, las condiciones que más se ajusten a nuestras necesidades financieras.

   El funcionamiento de un comparador de préstamos funciona de la misma manera en diferentes páginas de créditos rápidos, la función es la misma aunque cada web tenga sus particularidades de diseño y en la interfaz. Todo empieza con el llenado de un cuestionario donde se nos solicita información precisa

 Lo importante es que el uso de este comparador de préstamos es totalmente gratis y constituye una herramienta importante en el proceso de evaluación  del crédito que más se ajuste a nuestras capacidades financieras. A continuación te presentamos las ventajas de su uso.

 

Ventajas

  1. Puedes ahorrar mucho tiempo pues lograr visualizar las condiciones que te darán con un importe y plazo determinado. Eso te permite ser más eficiente al momento de tomar una decisión.
  2. Puedes ahorrar dinero también, pues accedes a toda la oferta en créditos rápidos  en un solo momento sin visitar las páginas ni contactar a los agentes en línea.
  3. Hay un ahorro considerable de dinero pues puedes conseguir el prestamista ideal, es decir el que te da mejores condiciones para el crédito.
  4. En este comparador de préstamos puedes obtener una ficha completa de cada empresa de créditos donde puedes observar las condiciones con detalle, los intereses, promociones, ofertas, entre otros.
  5. También, puedes acceder a foros donde hay comentarios de clientes lo que te servirá de mucha ayuda para tomar una decisión ajustada a tus intereses particulares.
¿Cómo utilizar un comparador de créditos rápidos online?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *