El auge incesante de las Tecnologías en los últimos años ha abierto un cúmulo de oportunidades en los negocios. El marketing digital, las actividades FreeLancer, la inversión en brokers financieros, las criptomonedas, las empresas multinivel, entre otros representan grandes modelos de negocios que pueden ser explotados de forma eficiente aunados al gran desempleo que existe en España.

Así que el emprendimiento es una buena salida para los jóvenes y los startups son una buena opción para empezar. Muchos jóvenes consiguen en internet una salida para hacer negocios exitosos y crecer como emprendedores.

Un Startup es el arranque de una empresa que puede ser desarrollado a gran escala. Una característica principal de los startups es que se basan principalmente en tecnologías digitales para su crecimiento y gestión.

El término startup se otorga cuando la empresa está en el arranque, es decir cuando está iniciando sus operaciones, luego de desarrollarse y posicionarse dejará de llamarse startup.

Un ejemplo sencillo de esto son las grandes compañías como Facebook, Google entre otras las cuales iniciaron sus operaciones como startups pero hoy en día por su gran crecimiento y posicionamiento en el mercado no sería correcto llamarles startups sino grandes empresas.

Otra característica de los startups que no tienen por ejemplo las Pymes es la escalabilidad lo cual tiene que ver con el nivel de crecimiento que experimentan este tipo de empresas. Tienen un potencial de naturaleza exponencial para crecer en su sector.

La escalabilidad es una característica que diferencia al startup de otro tipo de empresas.

  Otra característica de los startups es la adopción de las tecnologías para su aceleración exponencial de sus operaciones y productividad. La tecnología bien empleada le permite a los startups crecer, generar ingresos de forma rápida y superar sus costos operativos de forma rápida lo que le permitirá posicionarse de una forma segura en su mercado de influencia.

  Estas características atraen a inversionistas quienes ven la oportunidad  de apoyar estos emprendimientos para que se desarrollen y logren dominar más mercados y así obtener grandes ganancias.

  Por su parte las Pymes ya son empresas posicionadas. Generalmente no pueden tener más de 250 trabajadores en sus diversas áreas y departamentos. Ya tiene un mercado alcanzado y se mantienen innovando para crecer y ganar más mercados no solo nacionales sino también internacionales.

  Una Pyme posicionada debe generar al año al menos unos 50 millones de euros, esto representa una actividad importante, relaciones de proveedores, clientes, productos, ventas, compra de materia prima, entre otros procesos internos.

 Ahora bien la diferencia fundamental es la posición de la empresa, el startup es una empresa en sus inicios, en la fase de planeación, aplicación de políticas y se apoya generalmente de medios digitales mientras las Pymes son ya empresas posicionadas, con una cantidad de empleados que producen, donde hay sistemas de información gerencial y movimiento económico y productivo. Por lo general ya poseen mercados conquistados y buscan crecer.

  Un Startup en su desarrollo exponencial puede llegar a convertirse en una Pyme, crecer en estructura, en funciones y en logro de mercados manteniéndose con sus estrategias digitales y también incluyendo otros medios más tradicionales.

Cuál es la diferencia de Startup y PYME?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *