Uno de los grandes retos que se presentan al momento de convivir con tu pareja es la aparición de nuevos gastos como la luz, agua, alquiler, gas, etc. Esto puede generar estrés y problemas en la convivencia.

Para que el dinero no sea motivo de pleitos es importante tomar ciertas medidas y plantearse nuevos retos de ahorro para que esta nueva “problemática” se convierta en una oportunidad para crecer y esforzarse por lograr metas juntos.

Organiza tus compras

 

 

Organizar lo que se consumirá durante un periodo de tiempo es una buena forma de ahorrar dinero en el momento de convivir en pareja. Se recomienda hacer una lista de las cosas que se pueden adquirir al por mayor incluyendo los alimentos esenciales.

 

De esta manera si tenemos una guia, es difícil salirse por la tangente y comprar cosas que no son necesarias. Aguantarse un gusto momentáneo puede llevarnos a gozar de un placer mejor y más duradero en el futuro.

Establecer un presupuesto

 

Es muy importante fusionar los gastos, es decir que los dos aportan cierta cantidad de dinero para cubrir los gastos necesarios que suelen ser la luz, agua, gas, internet, etc. Asi tendran un control total sobre el dinero que tienen y se evitaran problemas por dinero en al momento de convivir.

 

El dinero de ese presupuesto no tiene que ser gastado en cosas innecesarias, ni siquiera para gastos imprevistos. De esa manera aprenderemos a aguantar la tentación de gastar en cosas que a la larga pueden resultar inútiles.

¡Hazlo en casa!

 

Convivir en pareja nos llena de buenos momentos, y no hay nada mejor que realizar ciertas actividades en pareja.

 

Comer frecuentemente fuera en algún restaurante, bar, centro comercial, etc. Representa un gasto excesivo. Cocinar con tu pareja puede ser más divertido de lo que piensas, además de que lograrás ahorrar gran cantidad de dinero a fin de mes evitando la comida chatarra.

 

También hay muchas actividades que no tienen costo alguno, no siempre es necesario gastar dinero para pasarla bien, solo es necesario las ganas de pasarla bien con la persona que amas y convives, incluso una película en casa  o un paseo puede ser mejor que un restaurante costoso.

Compartir gastos

 

Cuando se empieza una vida en pareja deja de existir “mi dinero y tu dinero” que se viene a convertir en “nuestro dinero” ya que no vemos solo por nosotros, empezamos a ver un bienestar común.

 

Da igual cual de los dos tiene un salario alto, lo recomendable es que en el momento de pagar una cuenta tanto el uno como el otro aporte el 50 por ciento de ese gasto. Es una forma equitativa de repartir gastos.

Controla tu tarjeta de crédito

 

Ten en cuenta el interés que pagas por tus tarjetas en el momento en que las usas, ya que muchas personas cuando empiezan a convivir en pareja se acostumbran al cómodo uso de las tarjetas, cuando realidad puede representar un gasto, si eres universitario puedes sacar una cuenta universitaria para que no te cobren comisión por transferencia o altos intereses por tus compras.

 

Aprendamos a valorar esos pequeños momentos agradables, las actividades en pareja son muy importantes para fortalecer ese vínculo existente entre los dos. No todo es fácil pero lo importante está en superar cada una de las etapas que se presenten a lo largo de los años.

 

¿Como ahorrar cuando vives en pareja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *